Ana Santos

Oaxaca, 1978

La pintura es mi aliada y cada cuadro se convierte en una aventura de viaje. De este modo he llegado a rendir homenaje a ese gran invento del hombre, la bicicleta, siendo ésta mi forma de transporte cotidiano, mi alegría y mis formas de vuelo desde niña.
Ana Santos


Ana Santos, licenciada en Comunicación por la Universidad Mesoamericana de Oaxaca, es una artista autodidacta cuya obra ha sido expuesta en espacios y foros nacionales e internacionales. Ha experimentado con fotografía, grabado, pintura y medios audiovisuales, técnicas que le han permitido conseguir becas como del Fondo Nacional de Creadores (FONCA), Fondo Estatal para la Cultura y las Artes (FOESCA) y El Fondo Mexicano para la Juventud. El trabajo de Ana gira en torno a una metáfora que le significa la totalidad de su vida: la bicicleta. Ella se dedica a realizar un análisis introspectivo y conceptual sobre la existencia en torno a este objeto a veces considerado una extensión del cuerpo. Para Ana, andar en bicicleta es un ejercicio catártico. Pedalear es andar y andar es vivir, viajar constantemente, moverse manteniendo el equilibrio, con altos y bajos, sintiendo el viento, la lluvia, el sol y la luna; rojos, azules, ocres, manchas y letras. Ana sacraliza la bicicleta. Su obra es un trazo colorido de vida en velocípedo.